Franco Rhodes Cruz Bueno

Las TIC, último enclave del docente milenial frente a los avatares y posibilidades de la sociedad del conocimiento en un contexto laboral peruano hostil

Julio de 2018

Milenial, milénico, millennial o simplemente Generación Y designa a las personas nacidas entre 1980 y 2000, según Fondeu, revista digital asesorada por la RAE [1]; por su parte, CNBC, igualmente una revista digital, indica que son las personas nacidas entre 1976 y 2010 [2].

De cualquier modo, milenial hace referencia a aquellas personas que sin ser nativos digitales pueden adaptarse fácilmente a las nuevas tecnologías, pues pasaron de usar el VHS al Blu-Ray y del teléfono fijo a los smartphones y de los disquetes al almacenamiento en la nube [3]. Por tanto, entiéndase por docente milenial a aquel profesional, siempre conectado [4], que se encuentra en proceso de inserción al mercado laboral ya que, como la revista realinfluencers lo afirma, empezaron a llegar a las aulas en 2013 [5].

Ahora bien, en el Perú, llegar a las aulas ya sea de educación básica o superior no es tan fácil. Por un lado, están las leyes laborales que no juegan mucho a favor del profesional haciendo que el esfuerzo por integrarse de manera económicamente activa a la sociedad esté acompañada de algunas penurias: contrato solo por meses, excesivas horas de trabajo, despidos injustificados, etc. A ello se le suma las propias características del profesional. Un individuo moldeado y formado bajo esta sociedad del conocimiento cuyos rasgos son la inmediatez y el cambio constante.

Estamos en consecuencia frente a dos hechos que van a de alguna manera golpear al docente milenial. Por un lado, unas leyes laborales que no priorizan la estabilidad del trabajador; por otro lado, las características, propias de su tiempo, del profesional (búsqueda de la independencia laboral, rechazo a la estabilidad, inmediatez, etc.) Entonces, ¿tiene oportunidad el docente milenial de desenvolverse profesionalmente y de manera satisfactoria en esta sociedad actual? Creemos que sí. Y la respuesta a ello nos da las Tecnologías de la Información y de la Comunicación.

En este ensayo trataremos de demostrar que estas herramientas son un imperativo para el desarrollo personal y profesional del docente milenial, no solo frente a los vertiginosos cambios que se dan en esta sociedad del conocimiento sino también frente a contexto laboral peruano hostil.  Para ello, en primer lugar, haremos una breve descripción del panorama laboral del Perú; luego, mencionaremos algunas ventajas y desventajas que trae consigo la sociedad del conocimiento; finalmente, resaltaremos el uso de las herramientas tecnológicas como parte indispensable en la enseñanza y aprendizaje y cómo éste nos puede ayudar a insertarnos satisfactoriamente en el mercado laboral.

Un sistema laboral hostil

¿Por qué hay una “epidemia” de contratos temporales en el Perú?

En nuestro país existe el contrato a plazo indeterminado o indefinido, el contrato a plazo fijo o determinado (también llamado sujeto a modalidad) y el contrato a tiempo parcial [6]. Pues bien, en los últimos años, el contrato por modalidad ha crecido. En un artículo publicado con el nombre ¿Por qué hay una “epidemia” de contratos temporales en el Perú? el diario el Comercio, en diciembre de 2017, afirma que la probabilidad de tener un contrato indefinido pasó de cerca de 44% […] a solo 9% […] es decir, se redujo a un quinto de lo que era [7]. Y esto, señala dicho diario, es a causa de un fallo del Tribunal Constitucional en el 2001.

Efectivamente, si uno ve cómo se comporta el mercado laboral actual, verá que el sistema está plagado de contratos temporales. Contratos temporales en las escuelas, colegios, institutos y universidades. Si bien es cierto que no hay casos fundamentados ni documentados en Internet sobre este hecho, como profesional, sé por experiencia y por la de muchos colegas que la modalidad preponderante de contrato es el temporal. Un docente puede trabajar años y años en una institución con un contrato que renueva cada tres, seis o doce meses. También está aquel contrato en que al cabo de cinco años estás fuera; pues si se sobre pasa la ley obliga a la institución a emplear indefinidamente al profesional, cosa que prefieren evitar.

Con todo esto, me pregunto, en una universidad, por ejemplo, ¿es que se valoriza y se cuida más los ingresos y egresos que pueda tener la institución en detrimento de sus profesores? ¿no es más ‘rentable’ para hablar en sus términos, un docente con un contrato indefinido, sabiéndose así reconocido por su institución? Al parecer no.

Conozco muchos casos de profesores universitarios, de institutos y de colegios que a fin de ciclo tienen que movilizarse para renovar su contrato o buscar alternativas en diferentes instituciones. Otros, gozan de una renovación automática de contrato cada seis meses, por ejemplo, pero aun así ¿no es un signo de hostilidad tratar al docente de esta manera? Creo que sí.

Marcelo Prieto Jiménez, Presidente de CONARE (Consejo Nacional de Rectores) y Rector de la Universidad Técnica Nacional de Costa Rica afirma: “no existe ninguna razón para que el personal docente de la Universidad desempeñe sus funciones en forma interina, […] la Universidad requiere a su personal docente nombrado en propiedad para establecer adecuadas condiciones de aseguramiento de la calidad de sus programas y carreras, pues con personal docente interino, ni siquiera podemos impulsar programas y esfuerzos de capacitación y actualización[8]. Así mismo, ‘Argumentos económicos’ un blog dedicado a ayudar a comprender la economía cita nueve beneficios de la estabilidad laboral, entre ellos la capitalización de la experiencia, la mejora psicológica y el aumento de la motivación de los trabajadores [9]. También, aunque no lo vamos a profundizar, es necesario señalar la importancia de la estabilidad laboral para la investigación universitaria. En efecto, no se puede hacer investigación si no se tiene profesores estables laboralmente. Y sin investigación no hay nada, ni innovación, ni adaptación, ni visión, nada.

Como vemos, estamos frente a un sistema laboral que no favorece en gran medida a la estabilidad laboral no solo del docente milenial sino del docente en general. Además de ello, nuestra sociedad actual tiene algunos rasgos internos que hacen que el propio docente milenial se aleje de dicha estabilidad laboral, rasgos que veremos a continuación.

Sociedad del conocimiento: avatares

Decimos avatares de la sociedad del conocimiento porque no solo la reflexión, el conocimiento, la tecnología, etc. son puestas en valor en esta sociedad; sino también comportamientos y condiciones sociales muy diferentes a las tradicionales.

En relación al trabajo, por ejemplo, Zygmunt Baumann, en su obra La Modernidad Liquida señala que el trabajador pasa primero de un trabajo duradero […] a un trabajo inmediato, en el que la durabilidad no es importante y los vínculos personales dejan de existir y sólo la gratificación instantánea importa [10]. Como se ve, no solo las leyes laborales peruanas no juegan un valor preponderante en aras de la estabilidad laboral; sino también, es un rasgo del mismo individuo que rechaza crear vínculos de manera duradera.  De la misma manera, The Guardian, el diario británico publicó un artículo en 2008 titulado “Ellos no viven para trabajar… trabajan para vivir” [11]. O en todo caso, una buena alternativa es trabajar desde casa como lo señala el mismo artículo: 85% de la generación Y quiere pasar de 30 a 70 por ciento de su tiempo trabajando desde su casa [12].

En consecuencia, nos encontramos frente a una generación cuya coyuntura social le empuja hacia el individualismo, hacia el rechazo de aquellos trabajos con horario y lugar fijo.

El 85% de la generación Y quiere pasar de 30 a 70 por ciento de su tiempo trabajando desde su casa.

En este punto, las condiciones descritas quizás nos llevan a pensar que el docente milenial no tiene lugar en la sociedad actual, pero no es así, es el propio sistema, con sus inherentes rasgos, que lo ayudará a adaptarse a las circunstancias sin quebrantar sus expectativas.

Sociedad del conocimiento: posibilidades

En una época en que las personas pueden llevar Internet en sus bolsillos, la enseñanza y el aprendizaje deben reconsiderarse.

La sociedad del conocimiento si bien es cierto viene con las características descritas anteriormente, también trae consigo una revolución digital. Karsten Krüger, en El concepto de ‘Sociedad del conocimiento’ cita a Heidenreich quien propone 4 definiciones de las cuales la primera es: Similar al término ‘sociedad de la información’, la noción ‘sociedad de conocimiento’ indica la importancia de las tecnologías de la información y la comunicación (TIC) y su utilización en los procesos económicos [13]. Efectivamente, las TIC están ancladas firmemente en nuestra sociedad actual; por lo tanto, son tecnologías que el docente milenial no puede dejar pasar de lado. Y que, sin duda, son herramientas que harán posible nuestra inserción de manera satisfactoria al sistema laboral. Al respecto, Raúl Póveda en un artículo publicado bajo el nombre The digital revolution and the Knowledge-based Society afirma: La transformación digital ya está sucediendo. No es una opción; no podemos darnos el lujo de dejarlo pasar. Es una evolución necesaria cuya importancia radica en mantenerse focalizado en el cambio, la gente, la tecnología y los procesos [14].

Otra característica de la sociedad actual frente a la cual el docente no debe cerrar los ojos es el Conectivismo. Actualmente, los humanos estamos más conectados que nunca unos a otros gracias a las tecnologías. En diciembre de 2017, el diario La República publicó algunos datos interesantes: Según el INEI, el 88,1% de la población peruana hace uso de Internet para comunicarse (correo o chat) y para obtener información. También, el mismo diario, señaló que un 79,4% de jóvenes que fluctúan entre 19 y 24 años están conectados a Internet [15]. Los profesores tenemos que tener en cuenta estos datos. Nuestro público, en su gran mayoría, está conectado. Nuestra forma de enseñar debe adaptarse a ellos. George Siemens en ‘Conectivismo: Una teoría de aprendizaje para la era digital’ afirma: En los últimos veinte años, la tecnología ha reorganizado la forma en la que vivimos, nos comunicamos y aprendemos. Las necesidades de aprendizaje y las teorías que describen los principios y procesos de aprendizaje, deben reflejar los ambientes sociales subyacentes [16]. A ello, se añade la perspectiva de Raúl Póveda: Primero, debemos estar conscientes de que el cliente ya es alguien ‘digitalizado’. También es importante entender que su fuerza de trabajo contiene lo que se ha dado a conocer como ‘Milenial’ [17].

Por último, otra posibilidad que la sociedad del conocimiento pone a nuestro alcance es esa capacidad de aprender donde sea y cuando sea. Estamos hablando del aprendizaje ubicuo. Nicholas C. Burbules, comienza su ensayo Los significados de “aprendizaje ubicuo” afirmando: En una época en que las personas pueden llevar Internet en sus bolsillos, la enseñanza y el aprendizaje deben reconsiderarse [18]. En efecto, los docentes debemos reconsiderar nuestro ‘TPACK’. Y más aún, estando inmersos en una realidad espacio-tiempo como la peruana. Al respecto, en agosto de 2017, el diario Gestión de Perú, publicó un estudio realizado por la Escuela de Postgrado de la Universidad del Pacífico y la consultora Marketwin. Este estudio afirma que el 21.1% de los limeños encuestados invierte de 2 a 3 horas al día en movilizarse y más de 12% lo hacen en más de 4 horas. Así mismo, el estudio reveló que uno de cada diez limeños decidió mudarse cerca de su trabajo o del colegio de sus hijos por los problemas que genera el tráfico [19]. Estamos frente a una realidad social inquietante pero que puede convertirse en una oportunidad para los docentes que integran las TIC en sus enseñanzas. En mi condición de profesor de idiomas, estas herramientas son indispensables para subsanar esta debilidad de nuestra sociedad. Pero no solo ello, el acceso a centros de estudio del francés, por ejemplo, en Perú se encuentra limitado a las grandes ciudades. Sin embargo, hay muchos ciudadanos del ámbito de la agricultura, ingeniería, arquitectura, educación, salud, etc. que se encuentran en zonas rurales del Perú, y que tienen entre sus objetivos el aprender dicho idioma pero que se ven imposibilitados a causa de la ausencia de centros de idiomas. Frente a ello, las TIC son una posibilidad concreta. Más aún, tomando en cuenta la masificación del acceso a Internet que el gobierno lleva acabo en los últimos años en las zonas rurales. En efecto, en 2009 en diario Gestión informaba: El proyecto de Banda Ancha Rural registra un avance de 15%. El Estado peruano ha invertido 48.8 millones de dólares en el plan, a través del Fondo de Inversión en Telecomunicaciones. El proyecto de Banda Ancha Rural para Localidades Aisladas (BAS) ha permitido llevar telecomunicaciones a 255 mil peruanos, en 658 localidades alejadas, que antes no tenían acceso a este servicio… [20]. Y para este año, en un artículo publicado por El Peruano el 3 de marzo de 2018, el Ministerio de Transportes y Comunicaciones anuncia que se adjudicarían seis proyectos regionales de “Instalación de Banda Ancha para la Conectividad Integral y Desarrollo Social” con una inversión de 665 millones de dólares y que estas obras beneficiarán a 1.2 millones de peruanos de 2,007 localidades rurales [21].

Conclusión: más armados que nunca y con el viento a favor

Como hemos visto, los cambios que se dan en plena sociedad del conocimiento, como la conectividad, ubicuidad, revolución digital deben ser aprovechados más que nunca por los docentes. Son una alternativa no solo para innovar nuestra enseñanza; sino también, porque nos servirán como eje de una independencia laboral librándonos de espacios físicos de enseñanza. Haciendo frente, de esta manera, a las vicisitudes de un sistema laboral peruano y de una desenfrenada modernidad líquida que ha moldeado el perfil del docente milenial. Para concluir, y en términos más específicos a mi carrera, diré que no hay tiempo más adecuado para aprender idiomas que el hoy. El conocimiento fluye por todos lados. Las distancias entre países se acortan. Cada vez más y más los ciudadanos están conscientes de la importancia de aprender nuevas lenguas. Y frente a esto, las herramientas digitales juegan un papel primordial. Ellas remplazarán el papel y el lapicero, remplazarán las aulas en físico para convertirse en aulas virtuales, modificarán el tiempo y espacio en que se aprenden los idiomas. 

Fiel a la época, los estudiantes moldeados por la conectividad buscarán resultados inmediatos. Trasladarse a un salón de clase, una hora de ida, una hora devuelta ¿por qué? si podrías tranquilamente aprender en el ‘bus’ camino a casa, practicar la conversación con un profesor en línea. Y si vives lejos de la ciudad, no hay problema, solo se necesita una conexión a Internet y un dispositivo. Herramientas que al ciudadano del siglo XXI no le faltan. Estamos en la era de la conectividad: el profesor de idiomas tiene que aprovechar esta era del conocimiento donde el estudiante busca aprender cuando sea y donde sea y de esta manera, insertarse en el mundo laboral sin quebrantar su identidad de docente milenial.

Referencias bibliográficas y electrónicas

[1]  Fondeú BBVA,  buscador urgente de dudas. Recuperado el 6 de junio de 2018 de:

https://www.fundeu.es/recomendacion/milenico-mejor-que-millennial/

[2]  Revista digital CNBC. Who are the millennials anyway? Recuperado el 6 de junio de 2018, de:

https://www.cnbc.com/2015/05/22/who-are-the-millennials-anyway.html

[3]  Wikipedia. Generación Y. Recuperado el 6 de junio de 2018, de:

https://es.wikipedia.org/wiki/Generaci%C3%B3n_Y#cite_note-8

[4,5]  Revista digital Realinfluencers. Los #realinfluencers que vienen: ¿Cómo son los profesores millennials? Recuperado el 6 de junio de 2018, de:

https://www.realinfluencers.es/2017/01/26/realinfluencers-como-son-profesores-millennials/

[6]  Revista digital Pimex. Tipos de contratos de trabajo en el Perú. Recuperado el 6 de junio de 2018, de:

https://pymex.com/noticias/peru/tipos-de-contratos-de-trabajo-en-el-peru

[7]  Diario El Comercio. ¿Por qué hay una “epidemia” de contratos temporales en el Perú? Recuperado el 6 de junio de 2018, de:

https://elcomercio.pe/economia/peru/existen-contratos-temporales-peru-noticia-480467

[8]  Semanario de la Universidad Técnica Nacional. La estabilidad laboral del personal docente en la Universidad Técnica Nacional. Recuperado el 7 de junio de 2018, de:

https://semanariouniversidad.com/opinion/la-estabilidad-laboral-del-personal-docente-en-la-universidad-tcnica-nacional/

[9]  Blog Argumentos económicos. 9 beneficios de la estabilidad laboral. Recuperado el 7 de junio de 2018, de:

https://argumentoseconomicos.com/2016/06/16/9-beneficios-de-la-estabilidad-laboral/

[10]  Jazmín Hernández Moreno. La modernidad líquida. Recuperado el 7 de junio de 2018, de:

http://www.redalyc.org/pdf/267/26745428014.pdf

[11,12]  Diario digital The Guardian. They don’t live for work … they work to live. Recuperado el 7 de junio de 2018, de:

https://www.theguardian.com/money/2008/may/25/workandcareers.worklifebalance

[13] ↑ SRevista Bibliográfica de Geografía y Ciencias Sociales. Karsten Kruger. Recuperado el 8 de junio de 2018, de:

http://www.ub.edu/geocrit/b3w-683.htm

[14] ↑ Silverstom Blog. The digital revolution and the Knowledge-based Society. Recuperado el 8 de junio de 2018, de:

http://blog.silver-storm.com/the-digital-revolution-and-the-knowledge-based-society

[15] ↑ Diario La República. Peruanos con acceso a Internet llegaron al 50,1% en setiembre. Recuperado el 8 de junio de 2018, de:

https://larepublica.pe/economia/1162937-peruanos-con-acceso-a-internet-llegaron-al-501-en-setiembre

[16] ↑ George Siemens, 2004. Conectivismo: Una teoría de aprendizaje para la era digital, página 1.

[17] ↑ Silverstom Blog. The digital revolution and the Knowledge-based Society. Recuperado el 8 de junio de 2018, de:

http://blog.silver-storm.com/the-digital-revolution-and-the-knowledge-based-society

[18] ↑ Nicholas C. Burbules, 2014. Los significados de “aprendizaje ubicuo”. Página 1.

[19] ↑ Diario Gestión. Uno de cada diez limeños se ha mudado cerca de su trabajo por problemas del tráfico. Recuperado el 11 de junio de 2018, de:

https://gestion.pe/economia/diez-limenos-mudado-cerca-problemas-trafico-141838

[20] ↑ Diario Gestón. El proyecto de Banda Ancha Rural registra un avance de 15%. Recuperado el 11 de junio de 2018, de:

https://archivo.gestion.pe/noticia/337100/proyecto-banda-ancha-rural-ya-brinda-servicio-255-mil-peruanos

[21] ↑ Diario Oficial El Peruano. US$ 665 millones para seis proyectos de banda ancha. Recuperado el 11 de junio de 2018, de:

http://www.elperuano.com.pe/noticia–665-millones-para-seis-proyectos-banda-ancha-65101.aspx

0 commentaires